Embarazada con diabetes : lo que debes saber


El embarazo puede ocasionar dificultades para las mujeres que sufren de diabetes, debido al acrecentamiento de la necesidad del manejo de insulina por la mayor suministro de glucosa, que pasa con en el embarazo. La diabetes pregestacional es la que es diagnosticada con anterioridad del embarazo, pero a la inversa la diabetes gestacional sale a la luz durante la gestación, que bien puede o como no permanecer posteriormente al parto. Durante el embarazo se originan muchos cambios en el organismo de la mamá, y una de las mayores trasformaciones se da a nivel metabólico. Uno de los desequilibrios que aparecen es el incremento de la necesidad de insulina, ocasionado por el aumento en el exigencia de glucosa. Una prueba patente de esto es que las embarazadas suelen sufrir síndromes de hipoglucemia: sueño, mareos, debilidad o agotamiento y nauseas.

Diabetes pre gestacional y gestacional: como cuidarse estando embarazada con diabetes

La diabetes gestacional perturba cerca del 3 al 5 % de las embarazadas y sus efectos por lo general son menormente nocivos para el embrión que los que provoca la diabetes que no es típica del embarazo. A comenzar el segundo trimestre de embarazo la demanda de glucosa suele aumentarse, por lo que se debe inspeccionar de atentamente ya que puede ocasionar dificultades vasculares, o patologías en los riñones. Una vez que la mama dio luz, las sintomatologías de diabetes gestacional tienden a esfumarse, pero con el tiempo, varias de estas madres que sufrieron diabetes en el embarazo tienden desarrollar diabetes tipo II ahora para siempre. Si se hacen como es debido los controles obstétricos pertinentes la diabetes no ocasiona efectos mayores sobre la salud del niño por nacer. Dificultades provocadas por la diabetes en el embarazo: Mayor asiduidad de partos prematuros. Hipertensión arterial en la mama. Preeclampsia. Incremento de líquido amniótico, por lo tanto sube la presión intrauterina y puede ocasionarle un parto prematuro. Infecciones tipo urinarias o vaginales en la embarazada. En el niño: sube de peso (niños de más de 4 kilos cuando nacen), ictericia, hipoglucemia, hipocalcemia, problemas respiratorios, son más proclives al padecimiento de obesidad o diabetes. Hipoglucemia neonatal En el momento del parto se obstaculiza el paso del azúcar en sangre desde la placenta de la madre al torrente sanguíneo del bebe, ya que estos niños tienen mayor cuantía de insulina en sangre esto les ocasiona un bajada abrupta de glucosa, lo cual causaría serias perturbaciones. No olvides la importancia de hacerse los controles periódicos mientras y luego de la gestación, como así también de cumplir con todas las instrucciones médicas, es de suma importancia obedecer con los consejos para la alimentación. Hacer ejercicio físico con frecuencia (bajo receta y supervisión) ofrece un gran aporte tanto a la salud y crecimiento del bebé, como al bienestar de la embarazada, ya que permite regular las fluctuaciones de glucosa en el torrente sanguíneo.



Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada